Música Navideña

jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios?


Si hay un tema que nos inquieta es el conocer lo que Dios quiere para nuestras vidas, es decir su voluntad.  No estamos seguros si cambiar de trabajo es lo mejor, si invertir dinero en tal negocio, con quién me casaré, si debo hacer aquel viaje, etc. Sin embargo, El mejor modo de conocer la voluntad de Dios es
estar familiarizado con la Biblia. Esto es así porque virtualmente todo lo que necesita saber sobre la voluntad de Dios está en la Biblia. Si está muy familiarizado con las Escrituras es capaz de interpretarlas y entenderlas con claridad; podrá conocer la voluntad de Dios.
Otro modo en el que puede llegar a conocer la voluntad del Señor es por medio de la oración, cuando está en comunión con El y sepa lo que le complace. La Biblia dice: “Dejad que la paz de Dios gobierne en vuestros corazones”. Esto quiere decir que la paz de Dios es como un regulador, de modo que cuando viole la voluntad del Señor, su paz lo abandonará y tendrá un torbellino en su interior. Entonces comprenderá inmediatamente que va en contra de la voluntad de Dios. Diría enfáticamente que la Biblia y la paz que se obtiene por medio de una relación continua con el Señor son los mejores modos de conocer su voluntad.
Es cierto que Dios nos mostrará su voluntad por varias otras formas. Por ejemplo utilizará para ello consejeros piadosos. Asimismo, podemos llegar a conocer su voluntad, en parte por medio de las circunstancias y también mediante la voz interior del Espíritu Santo, cuando nos habla. Algunas veces, Dios nos da visiones, sueños, ángeles que nos hablen, etc.  El Señor es infinito y puede revelarnos su voluntad de muchos modos distintos.
La clave es estar seguros de habernos consagrado a Él y estar dispuestos a hacer cualquier cosa que nos muestre. Si tenemos la intención de hacer su voluntad, conoceremos su dirección.
“Padre, quiero que se haga tu voluntad por encima de todo. Por favor, no permitas que me salga de tu plan y el propósito que tienes para mi vida.” El autor de los Proverbios dijo: “Fíate de Jehová de todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.”